(¡No permitiré que este año pase sin escribir nada en mi blog!)

El próximo 24 de noviembre estaré en Roubaix tocando música japonesa en un concierto de piano. En su mayoría será música de videojuegos, pero también añadiré algo de anime.

El evento en el que se enmarca este concierto está organizado por Râmen Events, una empresa que se dedica a dar a conocer y traer grupos musicales japoneses a Europa.

Cuando fui al primer evento donde di un concierto de música de videojuegos, el año pasado en Art to Play (Nantes), me conocieron a través de los vídeos de mi canal de YouTube (¡y anda que no son viejos!). El siguiente en el que estuve durante la Semana Santa, que fue Polymanga en Lausana, estaba dirigido por la misma persona que el de Nantes, que me invitó a ir porque le agradó cómo me desenvolví en el escenario de Francia.

Esta es la tercera ocasión en la que tocaré el piano yo solo en un escenario. ¿Y cómo me conocieron esta vez? Pues muy fácil: la propietaria de la empresa Râmen Events, que era una de las encargadas de cuidar de los artistas en Polymanga, me oyó tocar y le gustó. Así que ahora me lleva a su escenario, como parte de un programa en el que también intervendrán músicos japoneses establecidos como HITT.

Nunca me han pedido ni preguntado por el título de piano que tengo ni por mi currículum pianístico.

Moraleja:

“Lo importante no es lo que sabes hacer sino lo que en realidad haces”