Si como algunos agricultores españoles sostienen, el objetivo de culpar a sus pepinos del brote de E. Coli era favorecer las exportaciones de pepinos holandeses en el mercado internacional, a los de Ámsterdam les salió mal la jugada:

Pepinos holandeses rebajados de 39 céntimos a 9 céntimos. Nadie los compra

Pepinos españoles no hay en ningún sitio. Pero es peor aún. No sólo van a sufrir las exportaciones de pepinos, sino las de todos los productos de huerta españoles. Aquí vemos brócoli español rebajado un 33%:

Suele costar 59 céntimos

O los calabacines:

Más baratos que nunca

O las zanahorias:

A mitad de precio

En otros casos, no rebajan el precio, pero te dicen que son verduras de otro país. Sin embargo en la etiqueta se ve que en realidad vienen de España.

Mientras a la gente se le pasa el miedo a consumir nuestras verduras, yo me aprovecharé y me las tomaré a más de dos mil kilómetros de distancia, más baratas que en origen…

Tomates cherry de La Rábita, a menos de medio euro en el Aldi de la esquina