Así quedó mi habitación tras limpiar y sacar todo de la maleta.

Aquí vivo