¡He sobrevivido una semana sin Internet! ¿Quién iba a pensar que eso fuera posible?

He conseguido finalmente conectarme a la red eduroam inalámbrica de la Universidad Técnica de Berlín. Pero antes de ponerme a escribir todo lo que he vivido en esta primera semana, voy a intentar poner algo de orden en mis notas.

Mañana y durante este fin de semana habrá muchas entradas por aquí. ¡Estad atentos! 🙂